Parasha-2

Parashá Eikev No. 43

Debarim 7:12 al 11:25

Seguimos estudiando las últimas enseñanzas de Moshé antes de partir, y en preparación para la conquista de la Tierra Prometida.

En Debarim 7:12 al 26, encontramos una repetición de las bendiciones de la obediencia presentadas en Vaykra, Devarim capitulo 26. Los versículos 12 al 14 son una reformación de las condiciones puestas por HaShem: ellos, y nosotros, obedecen, El guardara el Pacto, y la misericordia, y bendecirá en todo, mas que a los otros pueblos. El verso 15 afirma que El quitara enfermedades y plagas. En parte como consecuencia natural de una vida debe ceder, orden y armonía por la obediencia a los mitzvoth, desenados para vivir en Buena salud; y en parte por el cuidado y la obra milagrosa y sobrenatural del Eterno. Los versículos 16 al 26 son un llamado a le obediencia por fe emuná, para destruir a todos los pueblos paganos, y a no contaminarse con sus idolatrías.

Capitulo 8:1 al 10: Vemos la insistencia reiterada a la obediencia, recordándoles todas las bendiciones y cuidado paternal de Adonay a lo largo de los 40 anos por el desierto: el mana, las codornices, la ropa y el calzado. Los versículos finales del pasaje ponen de manifiesto las bondades de la tierra que el Eterno les había prometido y que estaban por conquistar.

Versos 11 al 20: Vemos la recomendación enfática a no olvidarse de HaShem ni de la Torah, especialmente al recibir las bendiciones prometidas. Como El conoce la naturaleza humana!!! Por eso les hace saber nuevamente que si ellos Le olvidan, perecerán como los pueblos que ellos destruirán.

Capitulo 9: versos 1 al 5 es una recomendación insistente, de que no es por su justicia, si no por el poder y la gracia de Adonay, quien va delante de ellos derrotando a los enemigos, que se produce la conquista. Que gran enseñanza para nosotros hoy en día!!!

Versos 6 al 29: Les recuerda sus rebeliones, desde los becerros de oro en Shemot, Éxodo 31:18 al 32:35. Y la intercesión de Moshé por ellos.

Capitulo 10:1 al 11: Sigue recordándoles lo relatado en Shemot, Éxodo 34:1 al 10, como El Eterno le ordeno a Moshe volver a subir otros 40 días para volver a escribir las segundas tablas de la Torah.

Versos 12 al 22: Es un hermoso pasaje que exalta la gracia, misericordia y fidelidad de HaShem. El escogió a Israel como Su Pueblo, para cumplir Su Voluntad. Este es un pasaje que resalta Su Gracia y Misericordia en la Torah, para aquellos que dicen que el “Antiguo Testamento” como lo llaman es ley, y el “Nuevo Testamento” es gracia. El versículo 16 indica claramente el significado de la circuncisión física: la circuncisión del corazón: Limpieza y pureza de vida, traída a nosotros por Yeshúa Ha Mashíaj y mantenida en nosotros por el Ruaj Ha Kodesh.

Capitulo 11 :1 al 7: Es un recuento sintetizado, otra vez, de la maravillas que Adonay ha hecho a favor de Su Pueblo.

Versos 8 al 25: Vuelve a insistir, una y otra vez, para que quede claro y no se olvide: las promesas de bendiciones El Eterno son condicionales a la obediencia a la Torah, por eso les vuelve a repetir partes del Shema.

En medio de esa situación caótica, HaShem le da al profeta palabras de restauración para Israel, en dos sentidos: 1) las dos venidas del Mashíaj; 2) el retorno a Eretz Israel. El Pueblo tenía que estar habitando en su Eretz, tierra tanto en la primera venida, como tiene que estar habitando en su Eretz, para la segunda venida. No porque Israel lo merezca, si no por su Gracia, misericordia y fidelidad.

Capitulo 50:1 al 11: Encierra una profecía Mesiánica, esto es: anunciando al Mesías, en el versículo 6 especialmente, pero en todo el contexto. Anunciando al Mesías en Su primera venida, como Siervo Sufriente.

Capitulo 51: 1 al 3: Nuevamente anuncia el retorno a Eretz. Esto se cumplió en el primer retorno, para la primera venida de Yeshúa Ha Mashíaj, y se está cumpliendo hoy ante nuestro ojos. ¿Será preparando la segunda venida, al retorno triunfal de Yeshúa como Rey Triunfante?

BRITH HA DASHAH
Yaakov (Santiago 5:7 al 11)

Es un llamado a la paciencia, entiéndase perseverancia en la fe emuná, y en la obediencia. Nos pone como ejemplo la paciencia, perseverancia y emuná de Moshe, Yeshayahu, Job, y del mismo Mashaíj Yeshúa, entre tantos otros.

Autor: Rabino Manuel David Goffman. PhD

Comments

paypal
parasha