parasha-bereshit-3

Parasha Noaj No.2

Bereshit 6:9 Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé
Eleh toledot Noaj Noaj ish tsadik tamim hayah bedorotav et-ha’Elohim hithalej Noaj.
Con éste pasuk / versículo da inicio nuestra Parasha Hashavua, La Torah hace un recuento de las generaciones desde Adam hasta Noaj, las cuales fueron diez. Este varón llamado Noaj, es catalogado por la Torah misma como “Justo y perfecto”, el cual, por causa de esta rectitud, fue salvo en medio de su generación perversa. El Eterno decide borrar de la faz de la tierra a esta generación, por medio del diluvio, pero la salvación para Noaj no fue fácil, el tuvo que participar activamente en su salvación, ¿De que manera? Durante ciento veinte años, construyo la barca que lo salvaría junto a su familia. El modelo de su vida, a pesar de ser breve en la Escritura, nos deja una enseñanza importante para ser aplicada en la actualidad, su vida fue dejada plasmada en la Escritura para que aprendiéramos de ella.
Romanos 15:4 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Contenido de Esta Parashá: Bereshit/ Genesis 6:9 – 11:32.

Bereshit 6:9-22: Noaj y su generación; El decreto del diluvio y el arca; El pacto con Hashem.
6:9: Vemos como la Torá da testimonio de que él era un hombre justo (heb. tsadik) que andaba con Elohim. Se trata de que Noaj fue justo y perfecto a pesar de toda la maldad que había en los hombres que le rodeaban. Esto nos enseña que ni la cultura, ni las costumbres del país, ni las personas que rodean, ni la sociedad pueden ser responsables de nuestra conducta. Cada uno tiene que vivir en justicia e integridad delante de Adonai.

Andaba; es la palabra hebrea “hithalej” “(él) se andaba”, viene de la misma raíz de halajá. El verbo hebreo está en forma hitpalel, (reflexiva). Se trata de que Noaj se esforzába para poder hacerlo y lo logró. Aquí aprendemos que el camino con Elohim requiere disciplina.

En Ezequiel 14:12-20 Hashem menciona a Noaj como una de las personas más influyentes en la historia humana, junto con Yov (Job) y Daniel. Hay un camino recto para el hombre, establecido desde el momento de su creación y más específicamente, desde el momento de su salvación. Noaj andaba en ese camino, y por eso fue llamado tsadik y tamim, justo e íntegro.
Salmo 37:23; Proverbios 19:3; Proverbios 21:8; 2 Pedro 2:15.
6:11 Según las Escrituras hay especialmente tres pecados que traen el juicio del Elohim sobre los hombres, la idolatría, el sexo libre y el homicidio. Cuando una nación o un pueblo lléga a cierto nivel en estos tres pecados, Elohim viene con juicio para eliminar esos pecados.
Un cuarto pecado es también presentado como la gota que hace rebosar el vaso de la paciencia de Adonay, “el robo”. El texto hebreo dice que la tierra estaba llena de “hamás”, (violencia de robos), Amós cap. 1 y 2.
La palabra “hamás” es la misma que hoy en día usa uno de los grupos terroristas en el Oriente Medio, quienes controlan la Franja de Gaza.
6:12 Según Rashí la palabra “corrompida” tiene que ver con pecados sexuales y de idolatría. Estos dos pecados son mencionados en el Brit Ha Dasha como algo de lo que hay que huir. Primera Corintios 6:18-10:14

No solamente los hombres estaban viviendo en pecados sexuales, sino también los animales. Toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. Esta fue la causa del juicio por medio del diluvio.
6:14 La palabra hebrea que se usa para la madera es semejante a la palabra para azufre. Algo semejante a los restos del arca se puede encontrar en las montañas de Ararat en Turquía.
6:18 Todo lo que el Eterno hace, lo hace a base de pactos. Es imposible tener una relación con el Eterno sin un pacto. Incluso Adam tenía un pacto por medio del cual se relacionaba con el Eterno, Oseas 6:7.
Este pacto implicaba que el Eterno se comprometía a guardar los frutos que eran para comer dentro del arca durante todo el tiempo del diluvio y también implicaba una protección especial contra los hombres que querían hacer daño a Noaj y a sus hijos durante la construcción del arca.
6:20-21 Aquí vemos que los animales no fueron considerados alimentos. Primero se habla de todos los animales, y luego de todo alimento, donde obviamente no están incluidos los animales. Así que durante 1656 años de la historia humana no se comía carne, sólo legumbres y frutas, según el mandamiento dado a los hombres en Génesis 1:29. El derecho de comer carne vino después del diluvio.
6:22 Este es el secreto para el éxito de todos los hombres de Hashem. La clave para el progreso del ser humano es hacer exactamente conforme a lo que El Señor nos ha mandado.

Bereshit 7:1-16 El orden de que ingresan al arca el resto de los seres vivos; El comienzo del diluvio.
7:1 Cuando el Eterno da testimonio de que una persona es justa delante de él, no hay ningún hombre, ni ángel, ni demonio que puede cambiar esa sentencia dada por el Tribunal Supremo. Es importante aparecer justo delante de los hombres, pero muchَísimo mas es realmente serlo delante de Aquel que todo lo ve.
7:2-3 El Eterno ordena a Noaj a entrar en el arca para la salvación de toda la especie humana y los animales, y especialmente los animales limpios, que son los que sirven para ser sacrificados para el Eterno.
Es interesante ver que la revelación de los animales limpios e impuros ya existía en tiempos de Noaj. Los hombres no comían carne antes del diluvio. Los animales limpios srvían para los sacrificios para el Eterno. Núm. 28:2
Cuando luego el hombre tiene el permiso de comer animales, los animales limpios son reservados como comida también a los hombres que fueron creados a ser como Elohim. Si los animales inmundos no sirven como sacrificios para el Eterno, tampoco sirven de alimento para aquellos hombres que son los hijos del Eterno, llamados a ser santos como Él.
7:4 En este versículo el hebreo usa la palabra “od,dvi”, que significa “otro”, “además”, “todavía”, dando a entender que el diluvio tendría que esperar una semana. Según el midrash fue para que Noaj y su familia pudieran tener una semana de luto, en hebreo “shivá”, por causa de la muerte de Metushelaj (Matusalem) que había ocurrido justo en el día cuando iba a venir el diluvio. El nombre Metushelaj significa “su muerte envía”, como una alusión al diluvio que iba a ocurrir exactamente en el momento de la muerte de este hombre. Es maravilloso ver que la edad de Metushelaj fue de 969 años, la mayor edad que una persona haya tenido en toda la historia humana. Vemos como el Eterno es paciente con los que pecaron y esperaba hasta lo último para no tener que juzgar a la tierra. 1 Pedro 3:20-21.
7:11: Vemos como el diluvio no fue sólo un producto de la lluvia, sino también de aguas subterráneas que fueron desatadas para inundar la tierra. De esto aprendemos que lo que pasó en el diluvio fue una especie de tevilá, purificación por medio de aguas rituales. Para que una tevilá sea perfecta debe ser hecha en una mikvé, una acumulación de aguas vivas, naturales, que proceden en su mayoría de fuentes subterráneas.
Según la Torá hay dos elementos que pueden purificar a otros elementos, el agua y el fuego, Núm. 31:23.
Esta vez el Eterno tomó la decisión de purificar la tierra con agua. Y para que fuera una purificación perfecta, la mayor cantidad del agua tenía que venir de fuentes subterráneas. La próxima vez será por el fuego… La capa protectora de agua que había sido puesto por encima de la atmósfera, Gén.1:6-7, había creado un ambiente primaveral durante todo el año. Además había protegido los seres vivos de los rayos radioactivos dañinos que vienen del espacio. Dicen también los científicos que al tener una capa de agua por encima de la atmósfera aumentaría la presión atmosférica varias veces. Todo esto podría ser parte de las razones por las cuales los hombres vivían durante mucho más tiempo antes del diluvio. Los cambios climatológicos fueron tan importantes que la edad del hombre fue reducida a una décima parte.
7:16 El arca representa la salvación para todos los hombres. La puerta es la puerta de gracia. Llegará un momento cuando la puerta de gracia será cerrada por el Eterno. Su gracia tiene un límite para el pecador. Si el pecador no se arrepiente a tiempo, el Eterno, el Misericordioso, tendrá que cerrar la puerta de gracia para dejar lugar al juicio condenatorio. Cuando Él cierra, ningún hombre podrá abrir.

Bereshit 7:17-8:14 La inundación de la tierra y el cese del agua.
7:21 En esta sección vemos como se repite varias veces que toda carne, incluidos los hombres, murieron. Ocho personas sobrevivieron el diluvio. Todos los demás hombres murieron. Esta es la palabra del Eterno.
7:22 La palabra hebrea para “aliento de espíritu” es “nishmat-ruaj”. “Nishmat” viene de “neshamá” que es el alma superior que tiene el hombre, no los animales. Los animales tienen cuerpo y alma viviente “nefesh-jayim” al igual que los hombres. Pero los hombres tienen algo más, tienen un alma superior.
8:4 Si la enseñanza oficial del judaísmo es correcta, el día en que el arca descansó sobre los montes de Ararat, fue el 17 de Nisán, el mismo día cuando el Mesías Yeshúa fue resucitado de entre los muertos, tres días y tres noches después de su entierro. Fue enterrado el 14 de Nisán y resucitado el 17 de Nisán. Según los cálculos la muerte del Mesías ocurrió el jueves día 26 de abril del año 31DM y la resurrección la noche entre el sábado y el domingo el 28-29 de abril, cuarenta años antes de la destrucción del templo.
8:5 Un poco después de Shavuot (Pentecostés) se vieron las cimas de los montes. El midrash dice que los dos montes que se vieron fueron Sinai y Tsión. En el monte de Sinai fue dada la Torá en Shavuot después de la salida de Mitsrayim, y en el monte Tsión fue dado el Ruaj Ha Kodesh, Espíritu de Santidad o Espíritu Santo en el mismo día de Shavuot, cincuenta días después de la resurrección del Mesías Yeshúa.
8:13 El primer día del primer mes, desde la creación de Adam, corresponde al primer día del séptimo mes actual en el calendario judío, el 1 de Tishrí. Ese día coincide con una fiesta del Eterno, Yom Teruá, también llamada Rosh HaShaná. En ese mismo día se secaron las aguas sobre la tierra y Noaj quitó la cubierta del arca.
La tradición Rabínica dice que de la misma manera como la cubierta fue quitada del arca, en ese mismo día se abre una puerta en el cielo año tras año, para que haya un tiempo de gracia especial para arrepentimiento, entre Yom Teruá y Yom Kipur, el primer día hasta el décimo del séptimo mes. Al final de Yom Kipur es cerrada esa puerta.

Bereshit 8:15-9:7 Noaj y su familia salen del arca; La bendición de Hashem a Noaj y a su descendencia.
8:20 La palabra para altar “mizbeaj” (altar) viene de la raíz “zavaj” que significa sacrificar. El altar es una mesa donde se ofrece un sacrificio al Eterno. El altar es un lugar de encuentro entre el hombre y Hashem.
Cada persona tiene la responsabilidad de edificar un altar al Eterno, un lugar de encuentro íntimo, un sitio donde pueda relacionarse con el Padre, por medio de un sacrificio costoso, de entrega total al Eterno. Romanos 12:1 y 2.
Toda mi vida es tuya. La palabra traducida como holocausto es la palabra hebrea “olá”, que viene de la raíz “aliyá”, que significa “subir”. Así que una mejor traducción sería “ofrenda de ascensión”. Una vida entregada para cumplir los propósitos del Eterno es como un sacrificio cuando sube como un olor fragante al Cielo.
8:21a El aroma no vino de la carne quemada de un animal muerto. Nuestro Padre celestial no se deleita en el derramamiento de la sangre y la quema de la carne de un ser inocente. Lo que produce el aroma agradable es el corazón que está detrás de ese sacrificio. En este caso fue el corazón de Noaj. Al mismo tiempo estaba profetizando acerca del sacrificio del Cordero de Elohim que iba a venir más adelante para quitar su pecado y los pecados de todo el mundo. Esto era agradable para el Eterno y por eso pronunció un juramento Isaías 54:9.
8:21b-22 Al repetir las palabras “nunca más volveré” estas palabras se convierten en un juramento. Un juramento es parte de un pacto. Así que aquí se instituye un pacto con el cielo y la tierra, Jeremías 33:20 y 25.
A partir del diluvio todo el sistema ecológico de la tierra cambió. Algunos de los cambios son:
1. Los diferentes estratos geológicos fueron formados por la sedimentación en el fondo de las aguas.
2. Los fósiles fueron hechos por la presión sobre los animales que quedaron enterrados vivos en el lodo en el fondo de los valles. Muchos de esos valles luego fueron levantados y así se encuentran muchos fósiles en las montañas.
3. El agua que estaba encima de la atmósfera desapareció lo cual produjo:
a. Perdida del efecto invernadero – la vegetación ya no era la misma
b. Los rayos radioactivos del espacio alcanzan los cuerpos vivos y reducen su resistencia –morimos más jóvenes.
c. Disminución de la presión atmosférica – una condición diferente de vida
d. Cambio de lugar de la tierra – los polos geográficos se movieron, lo cual produjo las seis estaciones mencionadas.
9:1 Esta bendición hizo que los tres hijos de Noaj pudieran reproducirse y ser los padres de las tres razas principales que existen entre los hombres.
9:3 A partir de ahora el hombre tiene permiso para comer carne.
9:4 Esto es para todos los hijos de Noaj, es decir todos los hombres. Ningúno tiene derecho a comer sangre.
De este pacto con Noaj y sus hijos, la tradición rabínica creó siete leyes fundamentales para toda la raza humana. Las siete son:
1. Hacer justicia. El deber de establecer un sistema legal, ver Rom. 13:1-6; 1 Ped. 2:13-17.
2. Prohibido blasfemar (incluye dar falso testimonio), Lev. 24:10-16; Mat. 12:31-32.
3. Prohibido cometer idolatría, Deut. 12:2-3; 18:9-12; Ef. 5:5; Rev. 21:8.
4. Prohibido cometer inmoralidad sexual, Lev. 18:24-27.
5. Prohibido asesinar, Ex. 21:22-23; Lev 24:17-22.
6. Prohibido hurtar, Ex. 22:1-7; Lev. 6:1-5; Luc. 19:8.
7. Prohibido comer sangre o un miembro de un animal vivo, Lev. 17:10-13.
Sin embargo, la Kehila Judío Mesiánica de Jerusalem en el primer siglo DM, estableció en Hech. 15:19 al 29 que todos los gentiles que aceptaran a Yeshua debían obedecer toda la Torah.

Bereshit 9:8-17 El pacto y el arco iris.
9:12-13 Este pacto fue hecho con Noaj y sus hijos por todas las generaciones futuras, junto con la tierra.
La señal del pacto es el arco iris que en la tierra aparece sólo como una mitad. Alrededor del trono celestial se ve entero; según Ezequiel 1:28 y Revelación 4:3. Mientras se siga viendo el arco iris en las nubes este pacto seguirá vigente.
9:17 En este texto aparece la palabra pacto 7 veces, la palabra carne 6 veces y la palabra tierra 10 veces.

Bereshit 9:18-10:32 La maldición de Kenáan; Los descendientes de Iefét, Jam, Kenáan y Shem.
9:18 Kenáan fue el primer nieto de Noaj. Los nietos también son llamados hijos en las Escrituras. Un descendiente más lejano también es llamado hijo. Por eso el Mesías es llamado ben David, hijo de David.
9:19 Todos los hombres de la tierra vienen de estos tres hijos de Noaj.
9:20-21 Probablemente el proceso de fermentación fue algo nuevo a partir del diluvio y Noaj no sabía lo que había pasado con el jugo de las uvas. Su borrachera no fue por causa de un descuido, sino de una falta de conocimiento y experiencia del cambio de los elementos naturales en la nueva situación que le tocaba vivir.
9:22 Un rebelde siempre busca la manera de anunciar los errores de su autoridad y así pierde su bendición. En lugar de cubrir las faltas de su padre Jam las difundió. Aquí es mencionado Kenáan, tenía algo que ver?
9:23a “Entonces Shem y Yefet tomaron” En el hebreo el verbo está en singular, tomó “tpyv”. Esto nos enseña que fue Shem el que tomó la iniciativa para honrar a su padre y cubrir su desnudez. El humilde cubre las faltas de su autoridad y recibe honra y bendición por ello.
9:24-25 El hijo menor (nieto) de Noaj fue Kenáan. Los hijos de Kenáan fueron los fundadores de las ciudades Sedom y Amorá (Sodoma y Gomorra) que fueron juzgadas por sus actos de homosexualidad. Noaj vio proféticamente lo que los descendientes de Kenáan iban a hacer, y por eso maldijo al que tenía ese comportamiento. Lev.18.
9:26-27 Las palabras de un padre tienen un poder enorme sobre el futuro de sus hijos. Estas palabras que Noaj pronunció sobre sus hijos marcarían el futuro de toda la historia humana. El pueblo de Israel, descendiente de Shem, llegó a ser el portador de la presencia del Eterno y el receptor y transmisor de la Torá. Los descendientes de Yefet han sido los que más se ha extendido en la tierra. Jam, el padre de los de piel oscura, no recibió ninguna bendición. Sin embargo ya había sido bendecido por el Eterno en 9:1. La maldición no cayó sobre él, sino sobre su hijo primogénito. Los descendientes de Kenáan tuvieron que ser destruidos por los hijos de Israel después de su salida de Mitsrayim. La razón fue que habían cometido toda clase de idolatría y perversión sexual, junto con derramamiento de mucha sangre inocente.
Cuando una persona se arrepiente de los pecados de sus antepasados y recibe la gracia dada del cielo, experimentará como la maldición se rompe sobre su vida. Esto pasó con la mujer cananita Rajav, que recibió a los espías de los hijos de Israel cuando estaban preparando la conquista de Jericó. Por su arrepentimiento obtuvo el honor de ser una de las madres del Mesías (Mateo 1:5). Así vemos como la maldición fue rota.

Bereshit 11:1-32 La Torre de Babel; las generaciones de Shem y Téraj.
11:1 La única lengua que todos los hombres hablaban durante 1996 años fue la lengua original, con la cual el Eterno había creado el mundo, la lengua hebrea.
11:2 La tierra de Shinar es Babilonia. Allí nació el ocultismo y la astrología. Babilonia es la madre de las rameras de la tierra. Las rameras son las religiones apóstatas. Rev. 17:5;1 Tim.4:1-3; Col.2:23; 1 Rey.12:28-33
11:3 En Babilonia no hay piedras naturales.
11:4 En la rebeldía que se había levantado bajo Nimrod, que estaba tomando el control sobre todos los hombres del mundo, intentaron hacer una ciudad y una torre para desafiar al Eterno. Los motivos detrás de sus ideas eran rebeldes. Los hombres ya no querían estar sometidos al Creador, sino se inventaron su propio sistema de culto. Rom. 1:20-31 explica todo este proceso de apostasía.
11:5 El Eterno está en todo lugar. Este tipo de descenso es una alusión a sus emisarios, los ángeles que vienen a representarle, como también a observar detenidamente toda situación antes de sentar juicio (para los jueces).
11:6 La unidad de lengua implica también unidad de pensamientos. Esta capacidad de unidad y de organización causó que los hombres pudieran llegar a hacer todo lo que podían soñar. La unidad en la organización tiene mucho poder, tanto para lo bueno como para lo malo.
11:7 El Eterno habla en plural: Abba, Yeshua, Ruaj Ha Kodesh.

Contenido de Esta Haftará : (Tradición Ashkenazí) Isaías 54:1 – 55:5 (Tradición Sefardí) Isaías 54:1-10
Hay momentos en la vida en donde debe existir un cisma que te lleve a un cambio, cambio que se origina por la imposibilidad de seguir como estás, pero antes de cada cambio vendrá una crisis que deberás pasar y de la cual no te deberás dejar abatir, imaginémonos la vida de Noaj y la de sus contemporaneos ¿Cuanto tiempo pudieron haber seguido viviendo así?; ¿Que condiciones dice Yeshayaju que tiene nuestro pueblo previo a que su redentor vuelva su vista a nosotros?:
Estéril y que nunca estuvo de parto, tenía temor, verguenza, estaba como mujer abandonada y triste de espíritu, como esposa que en su juventud es repudiada, por un breve momento el Eterno la abandono escondiendo su rostro.
Si observas éstas características, son ilustrativas de la condición de una persona previo a una crisis que la lleve a un cambio, pareciera como si la presencia del Eterno se ha ido. ¿Pero en realidad esa debería ser la condición de alguien que es hijo del Eterno? Bueno, el que tu te des cuenta de qué área de tu vida no tienes el control y tomes conciencía, deberá ayudarte a poner esa área delante del Eterno y entonces tener esperanza para una vida mejor. ¡Que el Eterno te guarde y Shabath Shalom!

Comments

paypal
parasha